Inicio » padres » Cinco Poemas para un Padre Ausente

Cinco Poemas para un Padre Ausente

Generador de poemas para un padre ausente

Presiona el botón para generar tu propio poema con Inteligencia artificial:

Padre Ausente

En mi memoria guardo tus ojos llenos de amor,aunque el tiempo nos separó en esta sendero de dolor.En sueños te veo, papá, presente en mi mente,aunque físicamente te encuentres ausente.

Las lágrimas en mi rostro reflejan mi añoranza,por ese abrazo que nunca recibí, sin esperanza.Busco en el horizonte tu figura perdida,esperando que algún día retomes tu vida.

Anhelo escuchar tu voz, tus palabras de aliento,aunque sé que es un sueño lejano y lento.Pero en mi corazón nunca dejarás de existir,pues tu sangre corre por mis venas sin huir.

Aunque no comprendo las razones de tu partida,perdono tus faltas y mantengo mi herida.En mi ser llevo tu legado, tu esencia,y aprendo a vivir con tu ausencia.

Padre ausente, aunque no estés a mi lado,sabes que mi amor por ti no ha cambiado.Te extraño, te necesito y te perdono,pues eres parte de mí, mi ser más hondo.

Aunque mi vida siga sin tenerte cerca,guardo en mi corazón esa imagen fresca.Padre ausente, te envío mi amor eterno,aunque el destino nos tenga separados, me adentro.

Poema para un padre ausente

Padre ausente, en mi corazón hay un hueco,un vacío que no se ha logrado llenar.Pero no guardo rencor ni tengo enojo,sino tristeza y deseos de sanar.

Tus pasos nunca resonaron en mi camino,tus risas nunca alegraron mi existir.Pero a pesar de todo, no te culpo,pues sé que tu ausencia no fue un elegir.

Quizás la vida te llevó lejos de aquí,o quizás encontraste otros caminos.Pero quiero que sepas, padre querido,que en mi corazón siempre habrá cariño.

Aunque no estuvieras para darme consejo,aprendí a valerme por mí mismo.Aunque no estuvieras para escuchar mis logros,aprendí a celebrarlos sin egoísmo.

Tu ausencia me enseñó a buscar apoyo,en aquellos que siempre estuvieron cerca.Aprendí a amar y a ser amado,aunque tu figura estuviera ausente en la mesa.

Padre ausente, te echo de menos,pero no permitiré que tu ausencia me defina.Construiré mi camino con amor y esfuerzo,y en cada paso, llevaré siempre tu firma.

Padre Ausente

En la inmensidad de mis recuerdos,
busco tu presencia en vano,
eres una sombra que se desvanece,
un eco que se ha silenciado.

Tus pasos se han alejado,
y en mi corazón quedó un vacío,
como una fotografía desvanecida,
pero aún siento tu amorío.

En cada paso que doy,
busco tu sombra entre la gente,
anhelo alguna señal del pasado,
anhelando que vuelvas de repente.

Quizás la vida te ha llevado lejos,
quizás el destino no fue amable,
pero en mi corazón siempre estarás,
aunque parezca inalterable.

Pero a pesar de la distancia,
de la ausencia que se hace eterna,
quiero que sepas, querido padre,
que siempre serás mi luz más tierna.

En cada logro y cada fracaso,
en cada lágrima y sonrisa,
llevo conmigo tus enseñanzas,
tu amor, que me reconforta y guía.

Padre ausente, te reclamo,
por las tardes que no estuviste ahí,
por las palabras que nunca escuché,
por un amor que nunca compartí.

Y aunque la vida no lo permita,
en mi mente te mantengo vivo,
confío en que algún día,
nuestros caminos se encontrarán unidos.

Padre Ausente

En el silencio de mis pensamientos te encuentro,

en cada recuerdo que guardo con amor eterno.

Tu ausencia es como un susurro en el viento,

que me envuelve y penetra, pero no me quita el aliento.

Padre, aunque no estés presente físicamente,

tus enseñanzas resuenan en mi mente intensamente.

Tu voz, tus gestos, tus abrazos inolvidables,

en mi corazón quedan grabados e indestructibles.

Las lágrimas que en silencio he derramado,

tienen la fuerza de un mar enjaulado.

Pero en mi pecho late el amor que me has dado,

y con él enfrento cada desafío sin cautela ni cuidado.

Padre ausente, te extraño aunque no te vea,

tus palabras de aliento mi alma anhela.

Pero me reconforta saber que siempre estás cerca,

cuidando de mí, guiándome con tu luz eterna.

A pesar de la distancia y el tiempo que nos separa,

tú sigues siendo el faro que me ampara.

En cada paso que doy, en cada logro que alcanzo,

sé que desde el cielo me aplaudes y me abrazas con cariño.

Padre ausente, este poema es para ti,

un tributo a tu amor que nunca dejó de existir.

Aunque no estés aquí para verme crecer,

siempre serás el héroe en mi vida, mi eterno placer.

Padre ausente

A ti, padre ausente, dedico mis palabras,En cada verso, en cada estrofa,En este poema que se eleva al cielo,Buscando encontrarte en algún recuerdo.

Tus brazos nunca me abrazaron,Tus consejos nunca escuché,Pero en mi corazón siempre exististe,A pesar de no verte.

Las risas contigo se quedaron truncas,Las lágrimas sin consuelo se derramaron,Pero en mi mente siempre estuviste presente,Aunque tu presencia se esfumó, se desvaneció.

Tu ausencia dejó un vacío en mi ser,Una carencia que intenté comprender,Pero con el paso del tiempo aprendí a aceptar,Que no estarías cerca para caminar y guiar.

Las veces que te imaginé a mi lado,Fueron instantes llenos de ilusión,Aunque solo en mis pensamientos te abracé,Eres mi padre, mi sangre, mi bendición.

Quizás la vida nos separó,Pero el amor siempre estará,En cada estrella que brilla en el cielo,En cada amanecer que me hace despertar.

Padre ausente, hoy te dedico este poema,Desde lo más profundo de mi ser,Para que sepas que a pesar de todo,Siempre te extrañaré, siempre te querré.

Padre Ausente

En las noches estrelladas, en mi soledad,con lágrimas en los ojos, te empiezo a extrañar.Tu ausencia me consume, me duele y lastima,y mi corazón se pregunta, si alguna vez te di importancia.

Tu amor se fue perdiendo, como hojas en el viento,y sin darme cuenta, crecí sin tu aliento.Aunque no estés presente, padre querido,tu recuerdo vive en mí, siempre será sentido.

Me pregunto a menudo, qué hubiera sido,si algún día hubieses vuelto, a estar conmigo.Pero aprendí a aceptar, que la vida es incierta,y que tengo que seguir, sin lágrimas en mis huellas desiertas.

Padre ausente, te perdono por tu partida,aunque aún me duela, aunque la herida esté abierta.La vida continúa, y tengo que ser fuerte,aunque a veces, sin ti, se me haga demasiado inerte.

Eres mi padre, en cada recuerdo y anhelo,y aunque no estés aquí, siempre te llevaré en mi velo.Gracias por lo que fuiste, por los momentos vividos,y aunque estés ausente, siempre serás querido.

Padre Ausente

En el vasto cielo de mi existencia

Se dibuja la sombra de tu ausencia

Tu figura se desvanece en la distancia

Dejándome con un vacío que lacera mi consciencia

Me pregunto qué fue lo que nos separó

Si alguna vez pudimos soñar juntos

Noches de risas y abrazos, todo lo que soñé

Pero ahora solo tengo recuerdos difuntos

Aunque nunca estuviste físicamente presente

Tu ausencia se hace sentir en cada latido

La necesidad de tu amor siempre estuvo latente

Pero por alguna razón nos vimos divididos

Me duele el alma al recordar lo que podría haber sido

Un padre amante y un hijo lleno de alegría

Pero la vida nos llevó por caminos distintos

Y ahora solo queda la melancolía

A pesar del dolor, guardo en mi corazón

La esperanza de algún día encontrarnos

Y en ese sueño le daré sentido a nuestra unión

Reviviendo los momentos que tanto anhelamos

Padre ausente, aunque estés lejos

Siempre llevaré tu recuerdo en mi ser

Y cuando el destino decida juntar los hilos rotos

Un abrazo eterno seremos capaces de tener

Padre Ausente

En cada paso firmado por tu sombra,

siento la ausencia de tu mano guía.

Todo el tiempo, en mi corazón te nombro,

pues tu recuerdo en mí es eterna armonía.

Las horas pasan sin verte a mi lado,

pero en mi mente pintas mil paisajes.

El amor filial no ha sido olvidado,

aunque no estés presente en todos mis viajes.

Mis logros y mis lágrimas compartidas,

las risas y los sueños que nunca contaste.

Aunque no estés aquí, caminas en mis vidas,

y en cada éxito tuyo es parte encontraste.

Padre ausente, pero siempre presente,

tus enseñanzas resonarán por siempre.

En mi corazón, un lazo eternamente,

que ninguna distancia podrá romper o desvanecer.

Mis brazos anhelan tu amado abrazo,

mis ojos desean verte sonreír.

Pero en este mundo lleno de relatos,

tu espíritu sigue aquí, sin convertirse en partir.

Gracias, padre ausente, por tu amor eterno,

por los recuerdos que guardo como tesoros.

Siempre estarás presente en mi invierno,

y aunque no estés aquí, te llevo en mi corazón, sin decoros.

Mejores Poemas para un Padre Ausente que te pueden gustar:

Nunca ahí para mí

Ausente

siempre estabas ausente

Ver: Mejores Frases De Amor De Alejandra Pizarnik

Te recomendamos: Ver Versiculo Diario

Nunca ahí para mí

te necesité

Pero nunca estuviste cerca

Ahora soy todo un adulto

Y ya no te necesito

estoy bien

sin ti en mi vida

Lourdes Guerrero

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema para un Padre Ausente, Poemas para un Padre Ausente

Compartir:

nos has dejado

Ausente

estas ausente

Tu no estás aquí

no estas presente

En cuerpo o en espíritu

estas ausente

Te has ido

nos has dejado

estas ausente

Tu no estás aquí

no estas presente

En cuerpo o en espíritu

estas ausente

Te has ido

nos has dejado

estas ausente

nos has dejado

Te has ido

Tu no estás aquí

no estas presente

En cuerpo o en espíritu

Lara Miguel

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema para un Padre Ausente, Poemas para un Padre Ausente

Compartir:

Nuevos Poemas para un Padre Ausente que te pueden gustar:

Pienso en ti todos los días

Me siento aquí y me pregunto
¿Por qué no estás aquí conmigo?
Pienso en ti todos los días
Desearía que estuvieras aquí para quedarte

Sé que no eres perfecto
Pero para mí, eres perfecto.
Te amo sin importar que
yo solo deseo que estuvieras aqui

Sé que no estás aquí por elección.
Pero todavía te necesito
espero que lo estés haciendo bién
Donde quiera que estés

Sé que no hablamos mucho
Pero todavía pienso en ti
espero verte pronto
Te amo, papá

Robin Benitez

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Inspirador Poema para un Padre Ausente, Cinco Poemas para un Padre Ausente

Compartir:

Así que por favor, vuelve

Ausente

Estabas ausente cuando di mis primeros pasos
Estabas ausente cuando dije mis primeras palabras
Estabas ausente cuando fui a mi primer día de clases.
Estabas ausente cuando tuve mi primer desamor
Estabas ausente cuando me gradué
Estabas ausente cuando me casé
Estuviste ausente cuando tuve a mis hijos
Estabas ausente cuando enfrenté mis miedos
Estabas ausente cuando hice mis sueños realidad
Estabas ausente cuando me convertí en la persona que soy hoy.

Pero a pesar de que estabas ausente,
Todavia te quiero
todavía te necesito
aun te quiero en mi vida

Así que por favor, vuelve
Y sé el padre que siempre quise que fueras

Albino Rivas

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Reflexivo Poema para un Padre Ausente, 5 Poemas para un Padre Ausente

Compartir:

Creo que nunca te conocí realmente

Ausente

siempre estabas ausente

En cuerpo y en mente

Nunca estuviste realmente allí

Para mí o para cualquier otra persona

No sé por qué esperaba algo diferente.

De ti

Supongo que solo quería creer

que me amabas

Pero siempre me equivoqué

Creo que nunca te conocí realmente.

Y no creo que alguna vez lo haga

Pero yo todavía te quiero

Aunque no estés realmente aquí

Espero que algún día encuentres tu camino de regreso

A mí y a los demás que te quieren

Pero hasta entonces, seguiré esperando

y soñando

De un día en que finalmente estás presente

En cuerpo y en mente

Edna Vidal

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Reflexivo Poema para un Padre Ausente, Cinco Poemas para un Padre Ausente

Compartir:

Poemas populares: