Inicio » poemas » Cinco Poemas para la Virgen Inmaculada

Cinco Poemas para la Virgen Inmaculada

Generador de poemas para la virgen inmaculada

Presiona el botón para generar tu propio poema con Inteligencia artificial:

A la Virgen Inmaculada

Oh Virgen Inmaculada, joya celestial,Tu mirada llena de amor nunca es banal.Eres madre divina, guía y protectora,Tu nombre resuena en cada oración sincera.

Bella rosa blanca, de pureza sin igual,En tu regazo encontramos consuelo celestial.Tu manto nos cobija, nos llena de paz,En nuestras tristezas siempre estás.

Eres faro de esperanza, estrella brillante,Tu luz ilumina el sendero de cada caminante.Tu corazón alberga amor incondicional,Sueños y anhelos son tus hijos en este portal.

Con dulce voz, escuchas nuestras súplicas,En cada ruego encuentras palabras múltiples.Madre compasiva, tan cerca y tan lejana,Tu amor nos abraza como suave manta.

Inmaculada eres, virtuosa y serena,Siempre presente, nuestra guardiana celestial.En cada paso incierto, en cada paso firme,Tu mano nos guía, tu amor nos redime.

Bendita eres tú, Madre llena de gracia,En tus brazos encontramos calma y amparo.Inmaculada Virgen, nuestra guía en la vida,En tus manos confiamos, en cada despedida.

A la Virgen Inmaculada

Oh Virgen María, Madre llena de gracia,Tu belleza ilumina el cielo y la tierra,Inmaculada y pura, sin mancha ni imperfección,Eres el refugio de los corazones afligidos.

Tu pureza resplandece como un sol radiante,Tu bondad se extiende a los confines del mundo,Te rogamos, Virgen amada, que intercedas por nosotros,Y nos guíes por el camino de la vida eterna.

Eres nuestra guía en momentos de oscuridad,Tu amor nos envuelve y nos sostiene en la adversidad,Con amor maternal y ternura infinita,A ti acudimos con fe y esperanza infinita.

Oh Virgen Inmaculada, llena de virtud y sabiduría,Tus palabras son dulces melodías en nuestros oídos,Con tu intercesión, alcanzaremos la gracia divina,Y seremos dignos de estar cerca de Dios por siempre.

En tus manos depositamos nuestras penas y alegrías,Confiamos en tu amor y misericordia sin fin,Oh Virgen María, Madre de todos los creyentes,A ti levantamos nuestra voz en alabanza y gratitud.

En cada amanecer y en cada atardecerElevamos nuestras oraciones hacia ti,Virgen Inmaculada, madre y protectora,Bendícenos con tu amor y dulzura eterna.

Oh Virgen María, Reina de los Cielos y de la Tierra,Recibe esta humilde plegaria en tu honor,Que nuestra fe y devoción siempre crezcan,Y que nunca nos falte tu amor y protección.

A Nuestra Virgen Inmaculada

Oh Virgen Inmaculada, madre amada,

Tu belleza nos invade y embelesa,

Tus ojos llenos de amor y ternura,

Reflejan la pureza que en ti se manifiesta.

Tu corazón es un mar de dulzura,

Donde encontramos consuelo y esperanza,

Eres refugio seguro en nuestras angustias,

Y nos guías en nuestra vida con confianza.

Virgen María, tú eres el ejemplo,

De virtud, humildad y fortaleza,

En ti encontramos la paz y la vida,

Eres nuestro faro en la tristeza.

Reina del cielo, madre de todos,

A ti acudimos con fe y devoción,

Pedimos tu gracia y protección,

En nuestras luchas y tribulaciones.

Virgen Inmaculada, estrella brillante,

Guíanos por el sendero de la verdad,

Permanece siempre a nuestro lado,

Y danos tu amor y tu eterna bondad.

Bendita eres, Virgen de ternura,

Pedimos tu intercesión y favor,

Encomendamos nuestras vidas a ti,

Y te alabamos con todo nuestro fervor.

A la Virgen Inmaculada

Oh Virgen Santísima, reina celestial,

Tu pureza y tu gracia, nos hacen suspirar.

Inmaculada eres, sin pecado original,

Digna de adoración, celestial señal.


Con mirada serena, en tu rostro de luz,

Reflejas la divina, imagen en la cruz.

Madre de Cristo, madre de amor y bondad,

Tu presencia nos guía, en todo camino a tomar.


Celestial rosa, de ternura y dulzura sin par,

Escucha nuestras súplicas, con ternura maternal.

A ti acudimos, en momentos de angustia y dolor,

Y con fe en tu intercesión, encontramos consuelo y amor.


Oh Virgen Inmaculada, protectora celestial,

Ruega por nosotros, en este valle terrenal.

Que podamos seguir tus pasos, en humildad y entrega,

Y alcanzar el gozo eterno, en la vida eterna.


Amén.

La Virgen Inmaculada

En lo más alto del cielo eres brillante estrella,Virgen Inmaculada, madre celestial.Tu belleza y ternura son eterna luz,Ruega por nosotros, tu amada multitud.

Eres pura y radiante, sin mancha original,Llena de gracia y amor, sin igual.Tu dulce presencia nos llena de paz,Guíanos por senderos de virtud y solaz.

Madre amorosa, Virgen llena de madre,A ti acudimos con nuestras súplicas y males.Tu manto nos cobija, nos abriga con cuidado,En tus brazos nos sentimos amados.

Tu fe y humildad son nuestro ejemplo,Siempre dispuesta a bendecir y consolar.Intercede por nosotros ante el Señor,Ayúdanos a vivir con amor y fervor.

Virgen Inmaculada, esperanza y alegría,En tus virtudes encontramos compañía.Danos fuerza para enfrentar cualquier adversidad,Y en cada paso, guíanos hacia la eternidad.

Madre nuestra, Virgen llena de vida,Tú eres nuestro refugio en cada caída.Con tu intercesión, alcanzamos el perdón,Y caminamos hacia la salvación.

Oh Virgen Inmaculada, reina de los cielos,Escucha nuestras plegarias en tus santos anhelos.Bendícenos con tu amor y ternura divina,Eres madre para siempre, nuestra guía y medicina.

A la Virgen Inmaculada

Oh Virgen Inmaculada, madre celestial,

Tu belleza y pureza hacen al mundo brillar.

En tus ojos resplandece el amor y la bondad,

Eres luz en la oscuridad, guía en la tempestad.

Eres la Madre Tierna, la Virgen de la Paz,

Escucha nuestras súplicas, nuestro clamor tenaz.

En tus manos confiamos, nuestros sueños y anhelos,

Como una rosa blanca, desplegamos nuestros vuelos.

Oh Virgen Inmaculada, llena de gracia divina,

A ti acudimos en busca de paz y doctrina.

Tu manto nos envuelve, nos da consuelo y alivio,

Tu amor infinito en nuestros corazones cautivo.

Ruega por nosotros, Virgen Inmaculada,

Intercede ante Dios por nuestras almas pecadoras.

Líbranos del mal y de cualquier tristeza,

Con tus manos de madre, danos tu fortaleza.

A ti, Virgen Inmaculada, levantamos nuestro canto,

En el jardín de nuestras vidas, tú eres el encanto.

Con flores de gratitud adornamos tu altar,

Y con fe ardiente, tu nombre vamos a exaltar.

Oh Virgen Inmaculada, reina del cielo y la tierra,

Acompáñanos siempre, en cada senda y guerra.

En este poema sencillo, dedicado con amor,

Te pedimos tu amparo y tu divino favor.

A la Virgen Inmaculada

Oh Virgen Inmaculada, pura y llena de bondad,

Tu luz ilumina mi alma y calma mi ansiedad.

Eres la madre amorosa, protectora y celestial,

A ti acudo en mis penas, en busca de consuelo total.

Tu mirada serena, llena de dulzura y amor,

Me guía por caminos inciertos, me das valor.

Eres refugio sagrado, paz en mi corazón,

En tu manto encuentro consuelo y perdón.

Mujer bendita, Virgen Santa y celestial,

Escucha mis plegarias, atiende mi súplica sin igual.

A ti elevo mis clamores, mis esperanzas y aflicciones,

Dame fuerza y sabiduría en todas mis acciones.

Inmaculada Virgen, madre llena de gracia,

Intercede por mí, protégeme de toda desgracia.

Envuelve mi ser en tu manto de ternura y bondad,

Y acompáñame en mi viaje hacia la eternidad.

A ti, Virgen Inmaculada, elevo mi oración,

Ruega por todos los hijos del mundo, sin distinción.

Que en tu amor eterno encontremos nuestra salvación,

Y vivamos en paz, en unión y en comunión.

Inmaculada Virgen

Bendita Virgen María, sin mancha y sin pecado,Eres la Inmaculada, madre de todo el pecado perdonado.Tu pureza y humildad, nos inspiran cada día,En tus brazos encontramos amor y compañía.

Eres el refugio de los necesitados,Siempre dispuesta a escuchar nuestros cuidados.Tu manto nos protege de todo mal,Eres nuestra madre celestial.

En ti encontramos la dulzura infinita,Eres para nosotros la guía bendita.Tu amor y compasión nos acompañan en cada paso,Eres nuestro faro en medio del ocaso.

Oh Virgen María, llena de gracia,Escucha nuestras oraciones, no las dejes en desgracia.Intercede por nosotros ante el Padre celestial,Y ayúdanos a perseverar en el bien sin final.

Madre nuestra, Virgen Inmaculada,En ti encontramos fortaleza renovada.Bajo tu amparo, confiamos nuestra vida,Eres nuestra esperanza, nuestra luz compartida.

En tus manos depositamos nuestros anhelos,Sabemos que siempre estarás a nuestro lado, en desvelos.Eres la reina del cielo, nuestra intercesora,Tu amor incondicional es nuestra mayor tesora.

Bendita Virgen Inmaculada, madre y guía,A ti siempre acudimos con fe y alegría.Te pedimos que nos bendigas con tu amor,Y que nos lleves al encuentro del Salvador.

Inmaculada Virgen, protectora celestial

A ti, Inmaculada Virgen, elevo mi humilde oración,

con amor y devoción, rindiendo mi veneración.

Eres fuente de pureza y bondad sin igual,

refugio constante en cada paso del caminar.

Madre amorosa, guía de nuestras almas

Tu manto protector nos cobija con dulzura,

disipando temores y llenando de ternura.

En tus manos llevas nuestras cargas y pesares,

iluminando nuestras vidas con tus dones singulares.

Estrella resplandeciente, faro de esperanza

En tu divina presencia, encontramos consuelo,

aprendemos del perdón y llevamos paz al suelo.

En cada paso, escuchas nuestras plegarias,

haciendo brillar en el cielo nuestras luminarias.

Dama celestial, símbolo de fe y amor eterno

Tus manos benditas nos cubren con tu gracia,

inspiras a amar y a seguir con perseverancia.

Intercede por nosotros, oh Virgen Inmaculada,

para alcanzar la salvación y vivir en morada sagrada.

A ti, Virgen Inmaculada, dedicamos nuestro canto

Que tu amor y protección siempre nos acompañen,

y en tu infinita misericordia, nos fortalezcan.

Bendita eres, Virgen Santa, en toda tu gloria,

te rogamos, nunca apartes de nosotros tu mirada.

A ti, Virgen Inmaculada

Bendita eres tú, oh Virgen pura,radiante como la luz más clara.Tu bondad infinita nos aseguraamor y guía en cada nueva etapa.

Tu delicadeza nos envuelve,como un manto de paz y dulzura.Eres esperanza para el que sufre,y consuelo en cada amarga penumbra.

Tu pureza es como el lucero,que ilumina el firmamento con su brillo.Eres ejemplo de amor verdadero,y nos guías por el sendero amarillo.

En tus brazos encontramos refugio,en tus manos hallamos compasión.Eres madre y protectora siempre al lado,dándonos fuerza y liberación.

Dulce Madre, Virgen Inmaculada,a ti elevamos nuestra oración.Llena de gracia y amor sin medida,danos tu bendición y tu perdón.

Oh Virgen Santa, protectora divina,te entregamos nuestra fe y devoción.Permanece siempre en nuestras vidas,guíanos hacia la paz y el amor, Virgen Inmaculada.

Lee estos Poemas para la Virgen Inmaculada que pueden inspirarte:

Y te agradecemos tu sí

concepción

Inmaculada Concepción,

Recomendado: 50 Mejores Frases De Amor Ahora Te Quiero

Te recomendamos: Generador De Carta De Hogwarts En Espanol Harry Potter

eres el perfecto,

El que está sin pecado,

Eres la Madre de Dios,

Y te honramos hoy.

Tú eres el que fue elegido,

Ser la Madre de nuestro Salvador,

Y te agradecemos tu sí,

Eso nos trajo la vida eterna.

Te honramos, Inmaculada Concepción,

Y pedimos tu intercesión,

Para todos aquellos que están luchando,

Para todos aquellos que están en necesidad.

Pedimos su orientación,

Y para tu protección,

para que todos vivamos en tu amor,

Y nunca se deje llevar por el mal camino.

Amén.

Selene Carrillo

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema para la Virgen Inmaculada, Cinco Poemas para la Virgen Inmaculada

Compartir:

Porque eres nuestra intercesora

concepción

Inmaculada Concepción,

Madre de Cristo, nuestro Salvador,

Riega por nosotros,

Porque somos tu pueblo.

Te damos gracias,

Porque eres nuestra intercesora,

Y en todo momento,

Estás a nuestro lado.

Amén.

Igotz Conde

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Inspirador Poema para la Virgen Inmaculada, Poemas para la Virgen Inmaculada

Compartir:

Geniales Poemas para la Virgen Inmaculada más creativos

Oh madre de dios

Virgen Inmaculada,
Oh Madre de Dios,
Oh Reina de los Cielos,
Oh puerta del cielo,
Ay camino a la vida,
Oh luz del mundo,
Oh fuente de amor,
Oh dulce refugio,
Oh esperanza del alma,
Ay amparo de los débiles,
Oh auxilio de los afligidos,
Oh abogada de los pecadores,
Oh Virgen Inmaculada,
Riega por nosotros.

Baladi Avila

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema para la Virgen Inmaculada, Cinco Poemas para la Virgen Inmaculada

Compartir:

Nuestro refugio y nuestra fortaleza

Virgen Inmaculada,
Madre de gracia y de amor,
Tú eres nuestra esperanza,
Nuestro refugio y nuestra fortaleza.

Eres la luz de nuestros días,
La alegría de nuestras noches,
La fuente de nuestra felicidad.

Bajo tu mirada protectora,
Nos sentimos seguros y confiados,
Porque sabemos que tu estas ahi.

Virgen Inmaculada,
Riega por nosotros,
Que podamos ser dignos hijos Tuyos,
Y así merecer la vida eterna.

Ogmios De La Fuente

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Hermoso Poema para la Virgen Inmaculada, 5 Poemas para la Virgen Inmaculada

Compartir:

Intercede por nosotros

concepción

Inmaculada Concepción,

Madre de Cristo,

que fuiste concebida sin pecado,

intercede por nosotros,

que aun estamos en este valle de lágrimas.

Tú eres nuestra esperanza,

nuestra guia en la oscuridad,

y nuestra fortaleza en la adversidad.

Amén.

Enzo Soriano

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Mejor Poema para la Virgen Inmaculada, Poemas para la Virgen Inmaculada

Compartir:

Poemas populares: