Inicio » pobreza » 5 Poemas sobre Hambre y Pobreza

5 Poemas sobre Hambre y Pobreza

Generador de poemas sobre hambre y pobreza

Presiona el botón para generar tu propio poema con Inteligencia artificial:

Sed de un mundo en silencio

En los rincones más sombríos del alma humana, donde el eco de los gritos de hambre resuena, se abraza el lamento de una tierra desgarrada, donde la pobreza se convierte en cruel condena.

El vientre, vacío y tembloroso, clama atención

Impotentes ojos del pequeño niño, testigos silenciosos de su triste destino, su corazón hambriento late de agonía, implorando a la vida otra vana, fría utopía.

La injusticia del mundo se refleja en sus pasos descalzos

Entre harapos desgastados y pies descalzos, camina el ser humano en busca de alivio, sin encontrar más que sombras y fracasos, mientras el hambre y la pobreza le roban el brío.

La indignación despierta en corazones solidarios

Pero en el dolor nace la llama de la empatía, la solidaridad rompe las cadenas del olvido, y los corazones se unen en una sincera melodía, para luchar contra el hambre con amor y abrigo.

Cambiemos el rumbo de este triste destino

La pobreza y el hambre no deben ser nuestra herencia, juntos hagamos que se conviertan en un lejano cuento, luchemos por un mañana de igualdad y abundancia, para que el grito silenciado se convierta en lamento.

Hambre y Pobreza

En un mundo donde la desigualdad prevalece, donde el hambre y la pobreza se convierten en la cruel lacra de la sociedad,
mi pluma se alza para dar voz a aquellos que padecen en silencio y para clamar por un cambio que los libere.

El estómago vacío, el alma en apuros

Desde la cuna de la vida hasta el último rincón,
el hambre acecha como una sombra sin compasión.
Niños inocentes con miradas desnutridas,
buscan en la basura, esperando encontrar sus vidas perdidas.

La pobreza tortura, sin piedad,
olvidada muchos, pero cercana en realidad.
La brecha entre ricos y pobres se agranda cada día,
mientras unos disfrutan, otros pierden la alegría.

Una lágrima que clama justicia

En el eco del silencio se escucha un lamento,
una voz que suplica justicia, que clama por ciento.
La sociedad se despierte, se una en compasión,
y encuentre soluciones en esta desolación.

Erradiquemos el hambre y la pobreza sin demora,
que el amor y la generosidad sean nuestra antorcha.
Unamos nuestras manos, nuestros corazones,
y construyamos un mundo sin privaciones ni frustraciones.

Un futuro más justo, una esperanza renovada

Que nuestras acciones hablen más fuerte que las palabras,
que en cada rincón del mundo el dolor se desarme.
Que la comida sea esencia, no un lujo innecesario,
y la justicia social sea el himno necesario.

Soñemos juntos con un futuro más justo y luminoso,
donde el hambre y la pobreza sean solo un triste episodio.
Que la solidaridad y la empatía sean nuestro camino,
y las sonrisas de todos los rostros sean el más hermoso destino.

Hambre y Pobreza

En el silencio oscuro de la noche,

donde el hambre y la pobreza se entrelazan,

se escucha el grito de sufrimiento y desesperación,

la lucha de corazones frágiles que aman.


Las manos extendidas, buscando un sustento,

mientras el eco del estómago vacío retumba,

los ojos arañados de sueños perdidos,

en un mundo donde la pobreza consume.


La desigualdad dibuja un sombrío paisaje,

donde la necesidad reina sin compasión,

donde vidas se desvanecen en el hambre,

y sueños se rompen en pedazos, sin razón.


Pero en esa oscuridad también hay esperanza,

hay manos unidas y corazones valientes,

que luchan por romper las cadenas de la pobreza,

y llenar los platos con alimentos calientes.


Porque el hambre no es solo ausencia de comida,

es la falta de oportunidades y educación,

es un grito de justicia y equidad,

que busca poner fin a esta cruel situación.


Entonces, escuchemos ese grito de dolor,

que nos exige un cambio y compasión,

trabajemos juntos por un mundo sin hambre,

donde nadie conozca la desolación.


Y mientras abramos nuestros corazones,

recordemos que el amor y la generosidad,

son las herramientas que pueden transformar,

nuestro mundo hacia la igualdad y felicidad.

Hambre y pobreza

En un mundo que gira sin cesar,

donde el hambre y la pobreza afloran sin descansar,

se teje una triste realidad,

que a nuestros corazones hace llorar.

En cada rincón del planeta se encuentran,

rostros apagados que el hambre detienen,

niños con miradas tristes y ojos sin brillo,

buscando un bocado que calme su martirio.

La pobreza, esa voraz enemiga,

que roba sonrisas y despierta abriga,

se esconde entre las calles y los desvanes,

dejando a su paso corazones quebrados y almas vanas.

Pero en la oscuridad siempre hay luz,

personas solidarias que no dejan de luchar con la cruz,

voluntarios valientes que entregan su amor,

alivianando el peso de la desesperación y el dolor.

Un plato de comida, un regalo de esperanza,

es lo que cambia la vida a cada distancia,

la solidaridad teje un puente poderoso,

que pone fin a la hambruna, siempre peligroso.

Seamos como esa mano amiga,

que se extiende en apoyo y no se rendiga,

juntos podemos vencer a la adversidad,

construyendo un mundo sin hambre y con felicidad.

Hambre y pobreza

En un mundo donde el sol brilla sin descanso,

donde las sonrisas se erigen en cada rincón,

hay un eco sordo que clama atención,

un grito desgarrador de hambre y pobreza.

Las lágrimas se deslizan por rostros cansados,

donde la esperanza parece haberse marchitado,

los corazones desgarrados por la necesidad,

el deseo de un futuro mejor, una oportunidad.

En cada pupila se refleja un horizonte oscuro,

donde la miseria alimenta su cruel guión,

las manos agrietadas luchan por subsistir,

en un baile sin tregua, sin descanso ni fin.

Los sueños se desvanecen en el aire contaminado,

mientras el viento susurra canciones de abatimiento,

en cada esquina hay historias sin contar,

de vidas desgarradas por el olvido y tormento.

¿Cuándo cesará este cruel designio?

¿Cuándo el mundo se volteará a ver la realidad?

Es hora de unir fuerzas, de tender la mano,

de acabar con la hambruna, de erradicar la penuria.

No más lágrimas silenciadas por el hambre,

no más deseos apagados por la pobreza,

es tiempo de alzar nuestra voz, de actuar,

y convertir el mañana en una tierra de riqueza.

La lucha es ardua, el camino lleno de obstáculos,

pero juntos, unidos, podemos cambiar la realidad,

transformar el hambre en abundancia,

y la pobreza, en un bello recuerdo de humanidad.

Hambre y Pobreza

En un mundo sombrío y desolado,

donde el hambre y la pobreza son la realidad,

donde millones sufren en silencio,

se alza mi voz para clamar justicia y equidad.


El hilo de la vida se desvanece,

en estómagos vacíos y almas frágiles.

La desigualdad arrastra a las familias,

en un abismo oscuro y inquebrantable.


La niñez, inocencia arrebatada,

se aferra a sueños que no pueden alcanzar.

La tristeza se dibuja en sus ojos,

mientras la esperanza comienza a desvanecer.


La solidaridad es un bálsamo,

un rayo de luz en las sombras más densas.

Extiende tu mano, comparte tu pan,

alivia el sufrimiento, cambia las tornas.


Debemos ser la voz de los sin voz,

luchar sin tregua por un mundo mejor.

Erradicar el hambre y la pobreza,

donde cada ser humano tenga su valor.


Que la compasión sea nuestra bandera,

y la justicia, nuestro mayor anhelo.

Construyamos puentes de amor y esperanza,

hasta que el hambre y la pobreza sean solo un recuerdo.

Hambre y Pobreza

En las calles desoladas del dolor,el hambre y la pobreza claman su clamor.Un grito silencioso retumba en el viento,mientras el mundo parece ignorar su tormento.

La mirada cansada de un niño sin alimento,refleja el sufrimiento de un mundo sin sustento.La desesperanza se adueña de su existencia,la pobreza lo consume, sin darle clemencia.

Los rostros desgastados, marcados por la hambruna,nos hablan de realidades que no deberían ser ninguna.Las manos extendidas, buscando un poco de pan,nos hacen cuestionar qué tan justa es esta vida sin manjar.

La riqueza acumulada en manos de unos pocos,mientras el hambre y la pobreza no encuentran un recodo.Es hora de cambiar, de tender la mano al necesitado,de brindar amor y esperanza, sin dejar a nadie abandonado.

Enjuguemos las lágrimas de aquellos que sufren,trabajemos juntos para que el hambre se reduzca y no diste.Derroquemos la injusticia y la desigualdad,luchemos por un mundo donde la pobreza no tenga cabalidad.

Porque el hambre y la pobreza duelen en el alma,debemos unirnos, sin importar nuestra raza o calma.Seamos la voz de quienes sufren en silencio,porque solo así lograremos un mundo sin padecimiento.

Sufrimiento silente

En el oscuro rincón de la vida,donde el hambre y la pobreza se abrazan,se teje una tragedia silente,un grito ahogado y una esperanza escasa.

Las calles estrechas son testigos mudos,de rostros pálidos y miradas perdidas,susurros de hambre resuenan sin rumbo,y la tristeza se instala en las almas heridas.

La pobreza camina sin rumbo fijo,mordiendo los sueños y robando sonrisas,la desigualdad crece como un enorme abismo,y el futuro se oscurece entre las cenizas.

Pero en medio de esta dura trama,brilla la lucecita de la solidaridad,personas bondadosas, manos que se alzan,dispuestas a compartir y a ayudar sin descansar.

A través de las lágrimas y el sufrimiento,se tejen historias de amor y compasión,donde la esperanza es el alimento,y se derrumba el muro de la resignación.

Cambiemos el rumbo de este triste cuento,trabajemos juntos por un mundo más justo,donde el hambre y la pobreza sean un recuerdo,y la igualdad sea el estandarte robusto.

En cada corazón late el poder,de tender una mano, de donar un poco más,de luchar sin cesar contra el hambre y la pobreza,hasta dibujar en cada rostro una sonrisa y paz.

Hambre y pobreza

En un mundo sombrío y desolado,

donde el hambre y la pobreza se han instaurado,

surgen almas inertes, agonizantes,

buscando consuelo, anhelando mejores instantes.

La escasez se cierne con su manto gris,

haciendo presa en vidas de aquellos en desliz,

las miradas perdidas en busca de abrigo,

el corazón vacío, el alimento olvidado en un latido.

Un grito silencioso se eleva al cielo,

implorando por un bocado generoso y bello,

las lágrimas caen como lluvia sin consuelo,

mientras el alma se desvanece en el anhelo.

La pobreza se disfraza de espectro cruel,

dejando sin voz a quienes sufren su papel,

las manos aferradas a sueños que se desvanecen,

los suspiros perdidos en penas que no perecen.

¿Cuándo vendrá el día en que el hambre se extinga?

¿Cuándo se acabará esta triste canción que empreñan?

Es tiempo de unirnos en el combate sincero,

extender la mano, ser el aliento verdadero.

La esperanza brota en cada corazón,

despertando la solidaridad, la compasión,

trabajando juntos, sin tregua ni descanso,

para erradicar el hambre y este triste remanso.

Que la dignidad resplandezca en cada rostro,

que el hambre se transforme en un instante opuesto,

donde todos tengan un plato en su mesa,

donde la pobreza sea una dolorosa promesa.

Soñemos con un mundo libre de hambre y pobreza,

donde la igualdad sea la única nobleza,

donde el amor y la justicia vayan de la mano,

y la esperanza renazca en cada mañana.

Hambre y Pobreza

En un rincón olvidado del mundo,

donde el sol se oculta tras la tristeza,

el hambre y la pobreza se han unido,

formando una dolorosa belleza.

Las manos vacías, piden auxilio,

y los estómagos rugen de agonía,

mientras el sufrimiento se desliza,

sin encontrar una tregua en su agonía.

La esperanza susurra entre susurros,

recordando que todos somos hermanos,

que debemos aliviar sus desafueros,

levantarlos de sus duros eternos años.

El hambre no debería ser un destino,

ni la pobreza su única compañía,

es nuestra responsabilidad, vecino,

extender la mano con amor y alegría.

Un vaso de agua, un trozo de pan,

puede sanar tantas penas y tristezas,

iluminando la mirada y el alma,

brindando un rayo de esperanza y nobleza.

Ojala algún día la justicia triunfe,

y la pobreza quede en el olvido,

donde el hambre y el sufrimiento se extinguen,

y el amor y la igualdad sean bienvenidos.

Hermosos Poemas sobre Hambre y Pobreza que pueden gustarte:

Dicen que la vida es dura

no hay comida en mi plato
Solo vacío y desesperación.
tengo tanta hambre que podría llorar
Pero a nadie parece importarle

Dicen que la vida es dura
Y que debemos ser fuertes
Pero, ¿cómo podemos ser fuertes?
¿Cuando apenas aguantamos?

Te recomendamos: Frases De Amor Y Alegria Cortas

Te puede interesar: Generador De Carta De Hogwarts En Espanol Harry Potter

Cada día es una lucha
Sólo para encontrar algo para comer
Y siempre estamos tan cansados
De andar por las calles

Somos los olvidados
Los que nadie ve
Pero todavía estamos aquí
Luchando por nuestras vidas

Así que no te olvides de nosotros
y no te alejes
porque un dia
Podría ser usted

De pie en nuestros zapatos

buscando una salida

Y todo lo que encontrarás es hambre

Y todo lo que encontrarás es pobreza

Pablo Aguilar

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema sobre Hambre y Pobreza, Cinco Poemas sobre Hambre y Pobreza

Compartir:

No hay nada para comer

Pobreza y hambre,
No es un juego.
Mueren niños todos los días,
Sus madres lloran de dolor.

El mundo es un lugar duro,
No hay nada para comer.
La gente está desesperada,
No tienen ni un centavo.

No es justo,
No es correcto,
Pero es la realidad.

Pobreza y hambre,
Son la misma cosa.
no tienen nada,
No tienen nada.

Raúl Galvez

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Hermoso Poema sobre Hambre y Pobreza, Poemas sobre Hambre y Pobreza

Compartir:

Geniales Poemas sobre Hambre y Pobreza que sirven para inspirarte:

Todo lo que puedo pensar es en comida

no hay comida en mi plato
tengo tanta hambre que podría llorar
Todo lo que puedo pensar es en comida.
Estoy tan débil que ni siquiera puedo soportar
soy tan delgada que soy casi transparente
Todo lo que puedo pensar es en comida.
Veo gente comiendo y estoy tan celoso
Los observo mientras se llenan la cara
Y todo lo que puedo pensar es en comida
Haría cualquier cosa por solo una chatarra
Haría cualquier cosa para no tener hambre.
Todo lo que puedo pensar es en comida.
Estoy tan cansado de tener hambre
Estoy tan cansado de ser pobre
Todo lo que puedo pensar es en comida.

Ileana Salazar

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Inspirador Poema sobre Hambre y Pobreza, 5 Poemas sobre Hambre y Pobreza

Compartir:

Un mundo donde los ricos se vuelven más ricos

El mundo es un lugar cruel,

Donde los fuertes se aprovechan de los débiles,

Y los pobres se quedan muriendo de hambre.

En este mundo oscuro y sin corazón,

Sólo los fuertes sobreviven.

Los débiles se dejan morir,

Y se deja que los pobres sufran.

Este es el mundo en el que vivimos,

Un mundo de hambre y pobreza.

Un mundo donde los ricos se vuelven más ricos,

Y los pobres se vuelven más pobres.

Un mundo donde los pobres

Sufrir y morir de hambre,

Mientras que los que tienen

Disfruta de su riqueza.

Este es el mundo en el que vivimos,

Un mundo de desigualdad e injusticia.

Un mundo donde los ricos se vuelven más ricos,

Y los pobres se vuelven más pobres.

Liana Luque

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Hermoso Poema sobre Hambre y Pobreza, Cinco Poemas sobre Hambre y Pobreza

Compartir:

Así que nunca los olvidemos, nunca olvidemos sus rostros

Hay un lugar donde el sol brilla
Y la gente es pobre y hambrienta
Viven en un mundo de oscuridad y desesperación.
Y su única esperanza es sobrevivir otro día

Ellos son los olvidados, los que siempre se quedan atrás.
son los que mas sufren
Y sin embargo, ellos son los que son los más fuertes.
Nunca se dan por vencidos, nunca se dan por vencidos

Ellos son los que nos enseñan lo que significa ser humano.
Ellos son los que nos recuerdan nuestra propia humanidad.
Y ellos son los que nos inspiran a ser mejores.

Así que nunca los olvidemos, nunca olvidemos sus rostros.
Nunca olvidemos sus nombres
Porque ellos son los que nos recuerdan lo que significa estar vivo

Josefa Lopez

Compartir este Poema en:

Whatsapp

Twitter

Facebook

Corto Poema sobre Hambre y Pobreza, 5 Mejores Poemas sobre Hambre y Pobreza

Compartir:

Poemas populares: